Cómo mantener una dieta saludable y equilibrada

Cómo mantener una dieta saludable y equilibrada

Empieza el calor y con ello la búsqueda de dietas mágicas que nos quiten esos kilitos de más que ganamos durante invierno. Un verano más que dejamos pasar los beneficios de incluir con constancia y rutina una dieta saludable y equilibrada, con variedad de alimentos y en su medida justa. Decantarnos por dietas mágicas solo traerá frustración y una tasa de rebote alta, no te las recomendamos.

 

¿Cómo activar nuestro organismo nuevamente con una dieta saludable?

Nuestro cuerpo es simplemente el resultado de las elecciones que tomamos en cuanto a alimentación, ejercicio y estilo de vida. Si realizamos ejercicio físico moderado y según nuestras condiciones, si comemos alimentos ricos en nutrientes y bajos en grasas procesadas y consultamos a un especialista en nutrición si tenemos dudas, veremos cambios saludables en nuestra salud y cuerpo.

 

Beneficios de una dieta saludable y equilibrada

Una alimentación correcta nos procura beneficios que muchas veces dejamos pasar por alto. Entre ellos tenemos:

  • Mejora el rendimiento intelectual y el aspecto físico
  • Mantenemos nuestras defensas en buen estado
  • Previene la osteoporosis
  • Contribuimos a evitar enfermedades del corazón.

Además, podemos contar con complementos alimenticios que nos ayuden a controlar temas como ansiedad por comer, controlar nuestro peso, mantener a raya nuestro colesterol o aportar los nutrientes necesarios si estamos haciendo ejercicio de manera constante.

 

Checklist para mantener una dieta saludable

Estos son los puntos fundamentales que debemos cumplir mes a mes para comprobar que estamos ingiriendo alimentos ricos y nutritivos.

1. Comprobar nuestro peso ideal

Hacer un seguimiento de indicadores como nuestro peso, nivel de masa muscular e índice de grasas es importante si sentimos que la ropa ya no nos queda o notamos mayor volumen. Debemos equilibrar el consumo de calorías con las que necesitamos y gastamos.

2. Si consumimos lácteos se recomiendan que sean desnatados

El consumo de proteínas y minerales como el calcio las podemos encontrar en lácteos desnatados ya que, al no contener la nata evitamos las grasas saturadas que aumentan nuestro colesterol.

3. Disminuye o evita el consumo de grasas saturadas

Al hilo del punto anterior, los productos procesados como patatas fritas, chuches, embutidos o bollería industrial contienen altos niveles de grasas saturadas. Aunque muchas veces nos encantan, debemos tomarlos de forma excepcional o simplemente evitarlos.

4. Un imprescindible: el aceite de oliva

Es un básico en la dieta mediterránea y nos aporta grasas de origen monoinsaturado, vitaminas y antioxidantes. Es importante incluir en nuestra dieta saludable esta grasa de origen vegetal.

5. Verduras, frutas y hortalizas son tu mejor aliado

Una dieta saludable incluye siempre el santo grial de la alimentación equilibrada. Este trío está cargado de nutrientes, vitaminas y antioxidantes que nos protegen de enfermedades y nos hace sentir mayor bienestar en cuerpo y mente. Son bajos en calorías y algunas hortalizas tienen alto contenido en proteínas de alta calidad. Incluye en todas tus comidas las hortalizas y consigue ingerir 5 raciones de fruta y verdura al día.

6. Si tenemos una dieta cárnica, procura comer pescado y ave

El pescado, las aves y el conejo tienen menos grasas saturadas y colesterol si los comparamos con los embutidos y las carnes rojas. Entre estos, el pescado es el ganador ya que es rico en ácidos grasos como omega-3.

7. Más legumbres y menos carbohidratos procesados

Para darle a nuestro cuerpo la cantidad de fibra, minerales e hidratos de carbono complejos que necesita, debemos consumir cereales integrales y legumbres como lentejas, judías, guisantes o garbanzos. ¡Elige tu favorito! Hay muchas recetas ricas y es una opción económica en nuestro mercado.

8. Modera el consumo de azúcar y sal

Si es posible, elimina añadir azúcar procesada a los alimentos y controla el uso de sal ya que en exceso no son saludables. Además, revisa el etiquetado nutricional de los alimentos y bebidas, muchas veces contienen cantidades absurdas de sal y azúcar.

9. Practica deporte

Realizar ejercicios moderados e incrementar nuestra actividad física mejora la salud cardiovascular y física en general. Es una manera controlada de gastar calorías y activar todo nuestro cuerpo. Además, en una vida sedentaria como la moderna, es importante realizar caminatas y ejercicio aerobio moderado al día.

Consulta nuestros consejos para deportistas principiantes

10. Déjate aconsejar por un profesional

Bien sea para incrementar nuestra actividad física, regular nuestro consumo o ansiedad por comida o para preparar un plan acorde a nuestro estilo de vida, los nutricionistas nos brindan de herramientas y conocimiento que nos ayudan a llevar una dieta saludable y equilibrada.

Servicio de nutrición y asesoría

Método semanal saludable: el plato de Harvard

Os recomendamos leer más sobre el método de Harvard para incluir platos combinando alimentos que tengan todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita a la semana. Este método se organiza en torno al plato y es muy fácil de seguir ya que se basa en grupos de alimentos y no en recetas concretas. Se trata de la siguiente organización:

  • Mitad de plato de verduras y hortalizas y en una de las comidas al día que sean crudas.
  • Un cuarto del plato de proteínas ligeras como pavo, pescado, pollo, legumbres o tofu.
  • El otro cuarto del plato de cereales integrales como quinoa, avena, arroz o trigo.
  • De postre elije un yogur o una pieza de fruta y para beber agua, te, café o infusiones. No olvides que el consumo de agua es elemental en toda dieta saludable.

Método del plato de Harvard

Recomendaciones farmacéuticas para mejorar nuestra dieta

leticina de sojaLecitina de Soja

Es un suplemento rico en fosfolípidos, que nos ayuda a diluir las grasas del organismo y cuidar la salud del corazón, arterias y circulación de la sangre.

Puede tomarse con agua o zumo de frutas.

 

Optifruit Energy bar

Si nuestro ritmo de vida es ajetreado y tenemos poco tiempo para aumentar el consumo de productos listos y sanos, os recomendamos la opción de barritas energéticas como Optifruit. Están elaboradas con ingredientes naturales y son ricas en magnesio e hidratos de carbono de liberación sostenida.barritas energéticas

Levadura Cerveza y Germen Trigo

Este complemento ayuda a reducir los problemas relacionados con el trásito intestinal y aportan vitaminas B y E. Se recomienda su consumo cuando tenemos cansancio físico o mental, problemas en la piel, cabello y uñas o estrés.

NovoSal

Si queremos moderar el consumo de sal sin renunciar completamente al sabor, o si debemos tener una dieta baja en sodio para ayudar a la presión arterial y retención de líquidos, NovoSal es la mejor opción. Es un sustituto de la sal común y puede ser consumida a diario.

Servicio de nutrición y asesoría

Recordaros que podéis hacer vuestros encargos por WhatsApp al 679971845.